lunes, 4 de agosto de 2008

Preparando el parcial...4º año

Lamento interrumpir las vacaciones pero por si hay alguien que lee esto, pueden ir sumando juicios sobre el modelo agroexportador recorriendo las interpretaciones de diferentes autores sobre el tema de nuestro parcial.

La América del Sud depende industrialmente de la Europa, en provecho, no en perjuicio de la libertad. Cuando yo digo que Sud América depende industrialmente de la Europa, no lo señalo como una calamidad (…) Al contrario, (esta dependencia) se torna hoy en provecho de su civilización porque la liga más estrechamente con la Europa industrial, es decir, con Inglaterra Francia, Alemania, etc., que es lo más civilizado del mundo.

Teniendo a la Europa más civilizada por su fabricante universal y favorito, teniendo en ella el taller que la provee de muebles, vestidos, objetos de artes liberales, máquinas de locomoción y de agricultura, qué le importa carecer de esas industrias, si tiene productos de riqueza natural, para comprar a la Europa los productos de un industria?
Terán, O. Alberdi Póstumo. Puntosur editores, 1988. p. 159

... Somos deudores, puesto que tenemos que pagar lo que compramos para nuestro consumo. Y en efecto, si examinamos la cuestión con números veremos que el 85% de los valores que producimos se invierte en pagar los transportes, las comisiones, los fletes de la marina extranjera, el capital y la renta de sus fábricas, el sustento y la alimentación de sus trabajadores y sus familias. Así pues, ese 85% queda a beneficio del extranjero, y solo un 15% queda entre nosotros para pagar el valor y el capital que representa la tierra y el que representa el trabajo argentino. Digan, pues, los hombres de razón y de criterio práctico, si es posible que ningún país pueda progresar social y económicamente sobre semejantes bases.
Discurso del Diputado Vicente Fidel López –1873-.

En la semana, agregaré otros más. Cualquier cosa. comenten...Diana



2 comentarios:

Lu Giambastiani dijo...

Debate entre librecambistas y proteccionistas... no?

saludos

Diana dijo...

Bien Lucia!!! Acabo de comprobar que todavía existe vida del otro lado...
Sobre el comentario y para actualizarlo al período que estamos estudiando sería mejor referirnos dos modelos contraùestos. Uno que promovía la inserción en la división internacional del trabajo, crecimiento hacia afuera basado en nuestras riquezas naturales, complementario a las economías europeas, sobretodo la briténica. Y otro modelo menos abierto, mas centrado en la industria nacional. Es claro que despúes de las luchas entre 1852 y 1880, se impuso el primero.