viernes, 29 de octubre de 2010

Primera Guerra-Los combatientes


E.M. Remarque Sin novedad en el frente (1929)
Soy joven, tengo 20 años, pero no conozco de la vida más que la desesperación y la muerte… Veo que los pueblos son lanzados los unos contra los otros, y se matan sin rechistar, sin saber nada, locamente, dócilmente, inocentemente. Veo como los más ilustres cerebros inventan armas para hacer posible todo esto, durante más tiempo y con mayor refinamiento
Y como yo, lo ven todos los hombres de mi edad, en todo el mundo;conmigo lo está viviendo toda mi generación. Que harán nuestros padres si un día nos levantamos y les exigimos cuentas? Qué esperan de nosotros cuando un día la guerra haya terminado? Durante años enterios, nuestra ocupación ha sido matar; ha sido el primer oficio de nuestra vida
Nuestro conocimiento de la vida se reduce a la muerte.

9 comentarios:

Emiliana Castez dijo...

Mi comentario acerca de este fragmento,me hace reflexionar sobre esta guerra y poder ver que fue muy dura a traves de sus palabras que el siente y deja escritas,mas que nada una persona la cual estuvo presente alli.
Yo observè aquella frase "veo como los mas ilustres cerebros
inventan armas"[...]es decir, para lastimar,derrotar a otro pais,a su enemigo y quedarse con el terreno que no les pertenece a ninguno de los dos bandos,(Una tierra de nadie)y los llaman ilustres cerebros porque se ingeniaban todo y de que forma iban a apoderarse ese terreno,ademas de obligar a su ejercito a matar cruelmente con esas armas,por lo cual muchos de ellos no estaban de acuerdo a asesinar y tampoco se podian oponer a ello.por lo tanto se convertian en asesinos de por vida.
Este hombre, quiza haya o no sobrevivido ante esta cruel 1º guerra mundial.Lo mas probable es que hayan acabado con su vida,como tambien lo hicieron con otros mas.
Emiliana Castez. 4ºTM

Florencia Valentini dijo...

Este texto, este testimonio nos muestra la postura de un joven combatiente que, como bien dice, su conocimiento de la vida se reduce solamente a la muerte, su ocupación, su oficio es matar a otras personas qizás iguales que ellos de la misma edad que desde su propia posicion están viendo como se matan unos a otros con armas cada vez mas poderosas como aviones, tanques y submarinos que maten a mayor cantidad de personas juntas, más jovenes que no podrán seguir con su vida ya que si no mueren durante la guerra, la guerra los aompañará por el resto de sus vidas junto con todas las cicatrices que esto deja.
La Primera Guerra Mundial dejó alrededor de 10 millones de muertes de los cuales el 20% eran civiles, los suelos que se utilizaron para la guerra fueron totalmente destruidos, debieron reconstruir edificions publicos y privados por lo que pidieron creditos y prestamos a Estados Unidos para poder realizar los arreglos, también podemos nombrar que se destruyeron lugares naturales como los bosques, las praderas y el mar que se vio contaminado.

Luna Pablo dijo...

Este fragmento me hizo reflexionar sobre lo ocurrido, me hizo pensar que había pobres chicos de tan solo quince o veinte años que eran enviados a la guerra, sin tener una estructura militar y experiencia en matar, quizá ni siquiera sabían usar un arma, o como reaccionar frente a diversas situaciones. Los mandaban allí a que se mueran, porque no hay otra explicación al respecto. Y no tenían un sentir nacionalista, porque una persona que sienta y este dispuesto a pelear por su país es capas de dar hasta su vida por ello. Este chico, como tantos otros solo querían regresar con su familia, vivir y disfrutar de la vida pero el conocimiento de la vida de estos soldados amateurs se reducía a la muerte.

Lopez Martin dijo...

En la nota me parece importante destacar lo que el soldado menciona,en las ultimas oraciones, acerca de lo que ocurriria en el futuro cuando la guerra termine, ya que da a entender que los futuros sobrevivientes del conflicto seran incapaces de adaptarse a la etapa de "paz", debido a que su primer oficio en la vida fue matar, explicando que debido a las experiencias vividas durante el conflicto armado los sobrevivientes pasaran el resto de sus vidas traumados, con distintas enfermedades como la psicosis de guerra.
En conclusion, la guerra arruino la vida tanto de los soldados muertos en batalla como la de los que sobrevivieron por su incapacidad de superar los terribles hechos vistos en la misma.

Martina Ibarrondo dijo...

Cuando leí este testimonio, me quede pensando en una frase : “Durante años enteros, nuestra ocupación ha sido matar; ha sido el primer oficio de nuestra vida.
Nuestro conocimiento de la vida se reduce a la muerte.”
Que duro que un joven de 20 años, pueda describir su realidad de esta forma. Cuántos sueños habrá perdido en el camino.
Qué diferencia con nosotros, casi teniendo la misma edad, que tengamos pensamientos y realidades diferentes a éste que se tiene que poner a un país al hombro e ir a la guerra, sin desearlo y sin preparación, sabiendo que su vida tendría poco futuro.
Cuando la realidad política , manejada por hombres de poder ,se olvidan de sus responsabilidades , y solo quieren más y más poder a costa de cualquier cosa , en este caso puntual, vidas humanas , observamos cómo se pierden todos los valores.No piensan en el bienestar de una nación o sociedad, sino en su ambición y ansias de alcanzar más y más para sentirse más poderosos.
Nunca una guerra es la mejor opción para solucionar los conflictos entre países.
Siento que nunca nadie gana en una guerra, que todos pierden. Se pierden vidas, se rompen familias, economías destruidas, historia de lugares partidas por bombas, y todo ello es muy difícil de volver a armar. Porque los afectos, los sentimientos, las tristezas, nunca encuentran consuelo. Es como si fuera un rompecabezas, a la q siempre le faltarán piezas.

Martina Ibarrondo 4º año TM

cynthia dijo...

Mi reflexion acerca de este testimonio es de como un joven que recien comienza a experimentar la vida misma, debe resignar todo lo que le queda por vivir para luchar por un ideal que pocos comprenden: matar para Ganar.
La manera en que tan pocos, dominan a muchos, siendo esos los menos valientes que no tienen que despedir a sus hijos para que vayan a la guerra.
La forma en que los mas inteligentes, o los mas razonables, ayudan a que esta injusticia marque toda una generacion, cambie al mundo...
Esos padres que ayer mandaron a sus hijos a morir persiguiendo un sentimiento de patriotismo...
Esos jovenes que ayer murieron sin quererlo...
y el presente en el que padecemos las consecuencias de la cruel guerra despues de tanto tiempo de dolor.

Noe Jad dijo...

Que difícil es expresar los sentimientos desde lo más profundo de un combatiente, el simple hecho de quitar una vida, sólo porque un superior nos da la orden, quiénes somos, hasta qué punto llega nuestra dureza de corazón; el teniente Scott del ejército británico dijo lo siguiente: "La primera vez que maté a un hombre sentí náuseas, dolor, un sufrimiento enorme que me hacía dudar de seguir viviendo, pero todo esto duró tan sólo una semana; cuando maté al segundo hombre sentí lo mismo pero me duró sólo un par de días; al tercero sentí que hacía mi trabajo de soldado; y después del cuarto me fumé mi cigarrillo y esperaba el quinto para sentirme todopoderoso como dios".
Esta reflexión nos invita a pensar que a partir de la guerra ya nada será igual, nuestras vidas serán una dura tarea para tratar de olvidar todo el dolor que acumulamos; y nos preguntamos ¿para qué sirven las guerras?, ¿para qué?, ¿para sentirnos como dios? o sentirnos miserables?

Leandro dijo...

El comentario que voy a realizar sobre este fragmento me puse a pensar más en la imagen de la propaganda que en el comentario del muchacho, o más bien en la combinación de ambos fragmentos. Primero que nada quería destacar al igual que dice Pablo Luka sobre las propagandas frías y corruptas, y que no representan el interés del pueblo(en su mayoría), además quería aclarar que la imagen se ve claramente como lo dicho en clase sobre los soldados con comportamientos similares a una maquina para matar, fría, calculadora, sin emoción ni piedad.

Camila Diskin dijo...

Leer este relato, me hace pensar, en la dificil realidad que vive la sociedad frente a una guerrra y no solo a la 1º Guerra Mundial, sino al resto de las guerras que han sufrido distitntos países y sobre todo, en la Guerra de Malvinas.
Los intereses de los poderosos están por sobre el bien común, el dinero, las tierras, la ley de selva se ha aplicado durante toda la historia mundial.
Todavía como seres humnanos en sociedad no aprendimos que los conflictos se resuelven a través de acuerdos y del diálogo abierto, esto lo veo en la calle cuando un ex combatiente de Malvinas,que en ese momento también era un joven de 20 años, ahora vende estampitas para poder sobrevivir.. en ese momento éstos jóvenes no tenían conciencia de lo que les estaba pasando, defender un país sin preparación, ni herramientas suficientes.
Es tan clara la ignoracia de los gobernantes que deberíamos tomar mayor conciencia y cambiar nuestro criterio al momento de votar.