miércoles, 18 de mayo de 2011

Fuentes Históricas

PARA TENER EN CUENTA:
Una fuente histórica es todo objeto, documento o evidencia material que contiene o conlleva información útil para el análisis histórico. Las fuentes históricas se clasifican de acuerdo a su origen en fuentes primarias o directas y fuentes secundarias o indirectas. La fuentes directas se caracterizan porque en su creación o aparción no hay intervención o participación de los historiadores, algunos ejemplos de este tipo de fuentes son los fósiles, los restos arqueológicos, las crónicas. Las fuentes indirectas son reelaboraciones procedentes de diversas fuentes primarias por ejemplo los libros de historia o los testimonios de los historiadores son fuentes de este segundo tipo.
Igualmente las fuentes pueden ser clasificadas a partir del soporte material o formato que contiene la información históricamente relevante:
Fuentes documentales:
Fuentes escritas narrativas, son por ejemplo las cartas, discursos, documentos primarios conservados o citados secundariamente en alguna otra fuente histórica.
Fuentes audiovisuales, son una fuente documental para el período más reciente de la historia formada por películas, fotografías y otro tipo de información obtenida a partir de imágenes.
Fuentes estadísticas, formadas por gráficos, censos, documentos actuariales
Las evidencias materiales son generalmente objetos creados inicialmente con un propósito diferente del de aportar información históricamente relevante, pero cuya existencia permite hacer inferencias sobre los hechos históricos, entre este tipo de fuentes tenemos los restos arqueológicos, los fósiles, las construcciones antiguas, etc.
Las fuentes iconográficas o gráficas, entre las que se encontrarían los planos, mapas, pinturas, afiches, etc ... estas fuentes pueden considerarse frecuentemente como fuentes documentales.
Fuentes orales, están formados por relatos tradicionales y otro tipo de información transmitida oralmente.